BICHOS RAROS NORMALES

En estas ultimas semanas estuve escuchando a varias personas en el consultorio decirme: “Alejandro, ultimamente me siento un bicho raro, no sé si soy yo o si son los demas, pero la verdad es que me siento de ese modo”.
Me pone a pensar y me vienen muchas ideas a la mente. Pienso en esa persona que básicamente piensa de forma distinta a un otro, que se diferencia con ese otro a partir de un punto de vista, de un pensamiento, de un habito o costumbre.
Por ejemplo, conozco casos de personas que se sienten “bicho raro” porque no miran tal o cual programa de television. Otro ejemplo es: me da la sensación de que todos mis amigos (o amigas) tienen ganas de salir a comer a la noche, despues del trabajo, pero yo no tengo ganas, prefiero quedarme en mi casa porque mañana me levanto temprano para ir a trabajar. Otro: me encuentro con amigos y espero que me pregunten como estoy, pero la verdad es que no solo no me preguntan nada sino que ademas, si les digo algo al respecto, me salen con un “uuhhh dejá de andar tan serio y viví un poco”. Y ni hablar si estas diferencias se hacen sentir, por ejemplo, dentro del propio ambiente de trabajo.
Como estos ejemplos, infinidad de ellos por cada persona. La cuestión es que esto de sentirse un bicho raro pareciera bastante normal. ¿no suena raro?: “bicho raro pareciera normal”.
El problema es que esto de sentirse bicho raro, o bien ser etiquetado como tal por otras personas, suele provocar un peso y una exigencia cada vez mas difícil de llevar adelante, y que por momentos nos hace sentir solos, como en una isla desierta.
Un posibilidad hacia el alivio es recordar que el estado en que me siento, depende en gran parte de cómo me explico la realidad, asique es cuestión de pararse en otro lugar distinto para poder explicarse las cosas de otro modo, y probar a ver si el cambio de óptica me ayuda a sentirme distinto.
Por ejemplo para este caso, simplemente se me ocurre pensarme como “carta de otro mazo de cartas diferente”. Si si, pues pensar que “soy un bicho raro”, tal vez lo sea para la persona que me lo dice o hace sentir, pero no asi para otras personas. Y tal vez, casi seguramente, si busco un poco encuentre otras personas que se sientan como yo.
¿Será en ese entonces que encontré el mazo donde encajo mejor?. Recordemos que hay muchos modelos de cartas, motivo por el cual ser distintas no las hace raras ¿verdad?
Despues de todo, si todos los bichos raros nos aislamos porque asi nos sentimos, y tal vez seamos muchos.
Te propongo entonces, como un juego, estar un poco mas atento y tal vez nos llevenos la sorpresa de que mas que pocos, somos una gran cantidad.
Un saludo y nos seguimos encontrando por aqui.
Clr. Alejandro Juroczko
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s