EL PLANTON A SI MISMO

Alguna vez mi sobrina, cuando era muy pequeña, me preguntó si un “planton” era una planta grande. Claro que le dije que de alguna manera sí lo es. 
La cuestion es que el -planton- del que hablo en esta publicacion, nada tiene que ver con esa pregunta de mi sobrina, y mucho tiene que ver con el -faltazo sin aviso- que a veces damos, como pacientes o consultantes, a algun proceso de ayuda terapeutica.
He observado a traves de muchos años de atencion individual, que muchas personas piden turnos para iniciar un proceso terapeutico y que luego no aparecen a su primera consulta.

Esto es algo que suele suceder. Es que una primera entrevista con algun tipo de terapeuta, implica mucho para el consultante en cuestion: reconocer que está en algun problema, que necesita ayuda, y que alguien que no conoce se la dará, puede implicar lo que se llama “amenaza interna”… que muchas veces ni siquiera esta concientemente reconocida. Finalmente y luego de obtener su turno, directamente no aparecen a la consulta. Tampoco avisan que no iran, y muchas veces ni siquiera responden a algun llamado de parte del terapeuta que intenta saber si le pasó algo, o bien si necesita ayuda de antemano para dar ese paso de “el primer encuentro”. Pero este es un tema que desarrollaré en otra publicacion.
Esta publicacion apunta a aquellos  casos en que la personas que ya está en un proceso terapeutico y que de pronto falta sin aviso a tu entrevista, sin que sea necesariamente una falta por algo grave, sino mas bien porque no le dio importancia, se olvido que tenia su entrevista con el terapeuta, o simplemente decidió que era mas lindo irse a tomar un café con las amigas o quedarse en casa descansado. 
Estas personas muchas veces cuando re-aparecen a la consulta, suelen pedir “disculpas” por no haber venido.
El punto es que, si bien el terapeuta tuvo que absorber un “planton” por parte del consultante (el cual decidira si cobra igualmente la consulta o no) en realidad lo que está sucediendo a mi modo de ver es que EL PLANTON SE LO HIZO LA PERSONA A SI MISMO/A.
¡¡Claro que si!!. El planton se lo hacen a si mismos ya que es su propio proceso de crecimiento el que interrumpen. Es como cuando una persona suspende una clase de gimnasia, en donde al no ir, deja de aprovechar esa clase en favor de si mismo.
Para estos casos, es sugerible hacer un ejercicio de revision conciente de la situacion por parte del consultante, donde podria observar, por ejemplo que…
Siente que su proceso está llegando a su fin.
Siente que no está del todo conforme o de acuerdo con su terapeuta.
Esta yendo a su proceso por obligacion o pedido de otra persona.
Siente que el proceso terapeutico no le aporta lo que necesitaba.
¿Se le ocurre alguna/s otra/s opciones?
Sea cual sea, sugiero conversarlo o comunicarlo al terapeuta, a efectos de evitar para ambas partes, no solo frustracion sino que ademas permite entrar en accion hacia algo nuevo, distinto, evitando tensiones, incomodidades, y como dije antes…. frustracion.
Tal vez no se anima a reconocerlo en usted, o tal vez no se anima a decirlo o actuarlo. La cosa es que, del otro lado, lo sabrán entender, lo podrán ayudar al cambio, y hasta en muchos casos lo agradeceran.  
Y usted, tal vez, habrá aprendido algo nuevo respecto de reconocer lo que le sucede y de nombrarlo en voz alta.
Un gran saludo.
Clr. Alejandro Juroczko
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s