LOS VALORES SON EL MAPA

Muchas veces me he preguntado qué es lo que le sucede a las personas cuando me escuchan hablar, qué impresión se llevan de mi.

¿Cómo es que se forman opiniones sobre mi?… Tal vez en función de si la historia que cuento es aburrida o divertida. Tal vez si hablo desde la emocionalidad o si hablo desde lo superficial. O si hablo rápido, o lento, si me rio o estoy serio cuando cuento. ¿Qué pasa si hablo de temas que al otro le interesa? ¿Y si no le interesa el tema… qué pensarán de mi?

Habiendo sido una persona que ha vivido en el pasado con la creencia de no ser una persona interesante para la mayoría, he cargado ese tipo de preguntas sin poder responderme con precisión, ya que la opinión depende de cada persona que está escuchando o compartiendo esa charla. Salvo que les preguntara directamente a ellos, nunca lo sabría.

Luego de mucho transcurrir, años diría, me he dado cuenta que si bien es cierto que uno puede parecer mas aburrido o divertido, mas o menos interesante en una conversación, está sucediendo algo imperceptible si no lo pensamos, y que es muy importante: en todo momento estamos TRANSMITIENDO VALORES.

Digo “transmitiendo” pensando en una antena emitiendo una señal.

En cada historia que contamos, estamos nosotros, seamos o no protagonistas, ya que hemos sido criados a partir de los principios de vida y los valores de nuestros padres, es lo que nos ha moldeado, y es el punto desde donde “salimos” a la vida. Por supuesto que esto es en mayor o menor medida, ya que al ir creciendo, podemos ir adoptando otros valores, tal vez distintos a los iniciales.

Las personas que nos escuchan, están “recibiendo”, “percibiendo” nuestros valores, que están puestos en nuestras palabras, la historia, los gestos, las opiniones, las actitudes y conductas, lo que hemos hecho ante una situación, lo que opinamos respecto de algo o alguien, si opinamos o no opinamos, etc.

A partir de ahí, va surgiendo un sentir que no es ni mas ni menos que la señal que nos hace sentir que somos afines a esa persona, o no.
La gran mayoría de las personas suelen usar mapas cuando va a lugares que no conocen. Los usan para ubicarse, para encontrar los lugares, y a través de esos mapas, identifican el camino para llegar, y principalmente las ubicaciones de eso que buscan.

Podemos pensar en analogía, que los valores son un “mapa”. Podemos decir que tenemos un “mapa de valores” propio con el que vamos recorriendo caminos de la vida, en búsqueda -entre otras cosas- de personas similares con quienes nos sentiremos cómodos, y la relación fluirá.

De ahí que a mi entender, surge la gran importancia de escuchar con atención a las personas en sus historias, como así también compartir las nuestras con contenido personal, mas allá de la simple información.

Estoy convencido de que al hacerlo, nuestro mapa nos estará ayudando a conectar con aquellas personas con quienes podemos compartir tiempo de nuestras vidas.

Me queda dando vueltas la pregunta de: ¿Cómo se juegan estos valores en las relaciones? , y ¿en qué me benefician?.
Pero eso será en un próximo artículo.

Alejandro Juroczko

Anuncios

2 comentarios en “LOS VALORES SON EL MAPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s