LA TRAMPA DEL “YO SOY”

ser

En este caso quiero poner luz sobre algo mas bien lingüístico que tiene que ver con el uso del verbo SER.

Cuando hablamos de SER, estamos incluyendo -aunque no lo sepamos- a todo nuestro Ser, a eso que nos constituye, a eso de lo que estamos constituimos.

Esto tiene una muy profunda raíz que dejaré para otro articulo, que tiene que ver con el YO SOY que viene de aspectos espirituales (del cual adhiero absolutamente) y que habla de: YO SOY = DIOS ES EN MI, y que considero que es donde todo comienza.

Pero no me quiero ir tan profundo, sino mas bien algo básico aunque concreto y practico.

Decir que YO SOY, incluye a toda mi persona, porque SOY viene de SER, y no solo SER como verbo, sino SER como “el ser que soy”

En mi modo de ver, no nos conviene utilizar ese verbo en el coloquio cotidiano, excepto que queramos verlo desde lo mas espiritual, y no es el caso de este artículo.

Veamos… habitualmente decimos / pensamos las cosas en términos de: yo soy feliz, yo soy inteligente, yo soy profesor, yo soy… yo soy…

Al hablar y pensar de ese modo, me estoy implicandopor completo en eso que digo que soy: SOY FELIZ. ¿Y si no soy feliz?… ah… entonces SOY INFELIZ.
Y otra vez incluyo a todo mi Ser.

Fijate que el verbo “ser” incluye tanto, que “si no soy X cosa”, entonces querria decir que “soy la otra”, y esa otra es lo contrario.

Pensemos un segundo…. ¿cuanta verdad hay en esto de que si no soy blanco, soy negro?

¿Lo pensaste?

Si me preguntás a mi, te digo que muy poca verdad: si no soy bueno, eso no me hace necesariamente malo. Si no soy feliz, eso no me hace necesariamente infeliz. ¿Me explico?

Para el caso, sugiero utilizar otros verbos que sustituyan a SER, como por ejemplo: SENTIR, ESTAR, TENER.

Me siento feliz. Me siento muy feliz o poco feliz. ¿Ves que aquí no terminas -siendo- infeliz por -no ser- feliz?
Estoy contento. Estoy poco o muy contento.

Creo que el punto se explica por si solo aunque es necesario saber que el IMPACTO que tiene internamente el uso de uno u otro verbo, es notable.

Mi consejo: pensarlo.

Si este artículo te aportó algo en positivo, te invito a leer 7 opciones para empoderarse

Alejandro Juroczko

Anuncios

2 comentarios en “LA TRAMPA DEL “YO SOY”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s