LA IMPORTANCIA DE RECIBIR

Días atrás hablando con una amigo sobre el tema de las relaciones, surge la frase “necesito que me necesiten“, en el sentido de los vínculos.

Me quedé reflexionando. El pensamiento me llevó por varios caminos, aunque todos ellos me condujeron al mismo lugar: Dar y Recibir

La necesidad de sentirme necesitado, podría mantenerme en el lugar del DAR, ya que cuando me necesitan, eso es muy probablemente lo que haré.

¿Qué es lo que doy?. Pues muchas cosas pueden ser, desde mi compañía, hasta lo que me pidan  que yo pueda hacer por los otros. Es como una condición de cuidado que funciona a un nivel profundo y que puede sonar algo así como:

necesito que me necesiten, y una vez que me necesitan, entonces quiero conservar este vinculo que es el que me satisface mi necesidad”.

Resulta ser que Dar y Recibir forman parte de un mismo sistema, van juntos de la mano, algo así como las 2 caras de una misma moneda. Todo sistema necesita estar en equilibrio. Si bien hablar de equilibrio no significa “cortar la torta justo a la mitad”, al mismo tiempo lo que pide es que estén ambas partes activadas y en una medida saludable.

¿Puede ser que exista en mi, el pensamiento de  “si le doy mucho la otra persona estará satisfecha y a gusto, me querrá, y gracias a ello este vinculo crecerá”?

Ese pensamiento es típico, aunque no es una realidad, ni mucho menos se cumple. Como todo en la vida, hace falta un equilibrio.

¿Porqué necesita estar en equilibrio? ¿Qué puede pasar si solo estoy dispuesto a DAR y cerrado a RECIBIR?
Veamos…

1) Si solo doy, anulo en el otro su capacidad de dar y lo pongo en modo “recibir”. Ese otro puede estar sintiéndose rechazado y mas aún: puede estar sintiendo que “no está siendo necesitado”… (que es justo lo que me pasa a mi!!! )  y entonces podría estar tomando alguna distancia de la relación.

2) Al estar dando permanentemente, estoy cerrado en mi costado de RECIBIR, lo que puede llevarme a pensar que “nada tiene para darme”, y como consecuencia que “no estoy siendo querido ni necesitado” ¿Suena familiar esto ultimo?

Ese razonamiento puede mostrar de algun modo, la importancia que tiene el hecho de mantener un equilibrio entre DAR y RECIBIR en las relaciones, ya que aunque parezca mentira, soy co-creador de cualquier tipo de sufrimiento que pueda estar atravesando en ellas.

Los dejo pensando 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s