ME CUESTA ELEGIR

Me permito ver este tema, como una cuestión donde hay 2 tipos de personas: las que saben lo que quieren, y las que no.

Para aquellos que a veces dudamos, o bien nos cuesta saber lo que queremos, nos produce (al menos en mi caso) ese atisbo de rabieta por pensar “que bueno sería saber siempre lo que quiero”. ¿A alguien más le sucede, o solo a mi?

Pretendo con este artículo, poner un poco de luz sobre el tema, y sacudir algunos árboles 🙂 para ver que hojas viejas caen, y qué frutos caen también. Me quiero enfocar específicamente en aquellas personas que se paralizan ante una elección.

Indecisión

Muchas personas se tildan a si mismas de “indecisas”, y son varios los factores por los que puede suceder que se sientan indecisos. Aquí algunos:

  • “Me gusta todo”
  • “No sé qué elegir porque siempre lo han hecho por mi”
  • “No sé qué elegir porque siempre me han criticado cuando lo intenté”
  • “Estoy eligiendo para mi y para otra/s persona/s más”
  • “No tengo buen gusto para hacerlo”

¿Te reconocés en alguna?. Contame abajo en el área de comentarios.

Esos y otros pensamientos suelen venir a la mente a la hora de elegir, ya sea que se trate de una prenda de ropa, un cambio de trabajo, la compra de un vehículo, seleccionar un lugar para vacacionar, etc.

Compremos un helado

Ingresamos a la heladería, el vendedor nos pregunta el tamaño del helado, y a continuación nos pregunta por los sabores. Imaginate que de toda esa oferta de sabores, le decís “no quiero de chocolate”.

¿Eso le dijo al vendedor cuál es el sabor que queremos?. Claro que no. Al mismo tiempo, estarás dando un paso importante en el proceso de elección. Tal vez no sepas lo que querés, pero sí sabes lo que no querés.

Para muchas personas puede resultar una obviedad, pero para muchas otras no. Saber lo que no queremos, es un paso importante en el filtrado de nuestras elecciones, achica nuestra búsqueda o cantidad de elementos sobre los que pensar para elegir.

¿Se ve con claridad?. No es lo mismo salir a la calle a buscar 1 persona sin saber si es hombre o mujer, que salir a buscarla sabiendo que lo que buscamos es un hombre.

Solo un par de zapatos

Resulta que necesitamos calzado, y vamos a la zapatería a comprar un par. Al ingresar y pedirle al vendedor, nos damos cuenta que en definitiva hay 2 pares que nos gustan mucho, nos calzan perfecto, y hasta diría que se nos antoja comprar ambos pares, pero… solo tenemos dinero para 1 par, con lo cual tendremos que decidir entre uno u otro, ya que no será posible llevar los 2.

¿Te ha sucedido?. A mi sí, muchas veces, y no tanto con zapatos, sino con otras cosas!!!

Elegir es en definitiva elegir 1 solo par de los 2 que me gustan. Elegir es quedarme con algo, y a la vez dejar fuera el resto. Y si… por este tema es que a veces cuesta tanto elegir.

¿Qué se juega al elegir algo y soltar el resto?. De todo, entre ellos:

  • Preguntarse si esta elección es la correcta. En el mundo de los humanos, lo correcto está basado en valores, y no en relación a si el resultado es el que espero o no.
  • Preguntarnos si es la mejor elección. No lo sabemos, no podemos ver el futuro.
  • Se siente miedo, ansiedad, inseguridad, dependiendo por supuesto de cuál elección se trate. Es lógico, tiene sentido, es de humanos.

¿Qué hacer al respecto?

Tengo un método muy básico pero efectivo, que uso en consultorio y principalmente conmigo mismo, a la hora de hacer algunas elecciones. Este método muy científico y a la vez hiper simple, es usar el cuerpo como una caja de resonancia.

Funciona simple:

  1. Cierro los ojos
  2. Hago algunas respiraciones para ponerme tranquilo
  3. Pienso en la opción 1, y presto atención a la zona de mi pecho. ¿Aprieta o se abre? ¿Pasa mejor el aire, o se bloquea?
  4. Pienso en la opción 2, y repito.

Puede parecer algo muy básico, o muy complejo, y para muchos demasiado simplista. El tema es que a través del cuerpo accedemos a la información que es más importante para todo nuestro Ser, más allá de una conveniencia que nos parezca obvia a simple vista. (Sobre este tema no quiero profundizar aquí, hay mucha información sobre esta filosofía y metodología en este apartado de mi sitio web: www.juroczko.com/focusing

La mejor elección ¿es realmente la mejor?

Esa es la pregunta del millón de dólares, y amerita exponer algunas cosas más para ampliar la conciencia.

La respuesta del millón de dólares es: si el cuerpo te dijo que si, entonces es la mejor elección que podes hacer hoy para tu persona.

Esa elección te puede traer posteriormente, un resultado que “no es el que queríamos”. Esto sucede la mitad de la veces. Pero, ¿esto lo hizo una mala elección?.

Si lo vemos desde lo más racional y desde lo más carnal, puede ser que sí. El punto aquí es que estoy dejando ver que nosotros somos algo más que solo la carne, somos Seres que estamos en crecimiento y evolución, y además somos partecitas de un algo mucho más grande.

Nuestra vida es un camino donde cada uno de nosotros es el que recorre el proceso. Ahí dentro de éste, nos frustramos, y gracias a la frustración tenemos la posibilidad de aprender, y entonces crecer. Esta es un poco la base de la educación para los niños, donde la psicología evolutiva habla de los límites y la frustración, como terreno donde aprender a salir de lo cómodo y resolver desde los recursos propios internos.

TIPS DE CIERRE

Ya he dejado suficiente información como para hacerlos pensar un poco, y ver qué le sucede a cada uno con esto, asique ha llegado de dejarles unos tips:

  1. Recordar que somos Seres en evolución.
  2. Recordar que no tenemos certeza de lo que sucederá mañana, aún cuando creemos estar seguros.
  3. Recordar que la manera mejor de aprender es enfrentarlo, manifestando todos nuestros dones y habilidades durante las acciones, siempre dentro del marco de nuestros valores. Si no es así, las cosas se siguen torciendo y seguiremos preguntándonos ¿qué hacemos que las cosas no salen bien, aún cuando mis elecciones parecen funcionar?

¿Te gustaría leer algo mas sobre VALORES?… Hacé clic aca.

Te propongo un artículo al azar, para que leas –>>  7 OPCIONES PARA EMPODERARTE

Alejandro JuroczkoAlejandro Juroczko trabaja como Facilitador de Cambio, Crecimiento y Transformación, a través del Coaching y el Focusing, desde la corriente de la Psicología Humanista, orientado al bienestar y a la Vida Plena.

Para ver su perfil y pedir una sesión presencial o por skype, hacerlo AQUÍ

Si quieres trabajar temas personales para habilitarte a vivir con mayor plenitud y conciencia no dudes en pedirme una sesión individual .

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s